Descubren en el Sáhara misteriosas estructuras de piedra de hace miles de años

El Sáhara Occidental es una de las zonas del continente africano menos exploradas por la arqueología. Sin embargo, los ultimos hallazgos realizados por Joanne Clarke, profesora de la Universidad de East Anglia, y Nick Brooks, investigador independiente, revelan la presencia de nada menos que 456 estructuras rocosas milenarias de diferentes tamaños y formas cuyo origen es aún toda una incógnita.

El área que alberga este gran tesoro arqueológico tiene tan solo 9 kilómetros cuadrados de extensión y se encuentra próxima a localidad de Tifariti. Precisamente, su ubicación en el  Sáhara es lo que complica la situación a los arqueólogos, ya que la los problemas de seguridad de la región hacen de esta una investigaciónde alto riesgo.

Joanne y Nick hicieron frente a las dificultades y pudieron trabajar en el estudio de las estructuras entre 2002 y 2009 en la llamada ‘zona libre’. Ahora han publicado los resultados en el libro ‘La arqueología del Sáhara Occidental‘.  Las estructuras pétreas que hallaron conforman un amplio catálogo de rocas de lo más diverso, desde túmulos (montículos de piedras y tierra sobre las tumbas) hasta los llamados ‘goulets‘ (filas de rocas que suelen acompañar a otros monumentos). 


Las formaciones rocosas tienen miles de años de antigüedadLas formaciones rocosas tienen miles de años de antigüedad
“Las formaciones rocosas tienen miles de años de antigüedad”

Estructuras funerarias

La función para la que fueron creadas es aún un completo enigma, aunque la teoría más aceptada sostiene que podrían haber sido utilizadas por pastores nómadas para señalar enterramientos o marcar la propiedad del terreno. Joanne Clarke afirma: “No sabemos por qué lo hacían pero asumimos que que era para que los nómadas marcaran la propiedad de las tierras por las que viajaban”. 

Algunas de ellas, además podrían tener un propósito funerario, ya que dos de los túmulos contienen entierros humanos de hace más de 1.500 años. “En términos generales, los vivos han dejado muy poco rastro de su existencia, mientras que os monumentos funerarios perduran, marcando el paisaje con una atemporalidad cultural que marca a ciertas regiones del desierto como ‘especiales'”. El resto de los hallazgos continúa siendo un misterio.

Deja un comentario